¿Buscas Pareja?

¿Sabías que es posible ayudarte a atraer una pareja con el uso de una gran parte de las terapias naturales que hay en el mercado?  Las terapias no se reservan sólo para problemas de salud.

La mayoría nos podemos ver reflejados en uno o varios de los siguientes casos:

PRIMERO:  Eres una persona proactiva a la hora de buscar pareja.  Estás apuntada en sitios web para encontrar pareja, eres muy social y sales a lugares dónde en teoría tendría que ser ideal para encontrar pareja, tus amigos te presenten a sus amigos sin compromiso, te apuntas a clases con la esperanza de conocer a la persona ideal, vas a speed-dating etc. etc. y aún así no encuentras a nadie.

SEGUNDO:  Deseas conocer a esa persona especial pero eres una persona introvertida y no te gusta la idea de salir con mucha gente desconocida.  Rechazas invitaciones de salir por timidez o desconfianza.  No eres proactiva, prefieres esperar a que la persona te encuentre a ti.

TERCERO:  Nadie da la talla.  Eres muy exigente y siempre encuentras pegas a todo.  No te gusta cómo viste, su corte de pelo, los dientes, etc.  Crees que en el fondo no necesitas a nadie, que estás bien estando sola.

La persona del primer caso beneficiaría de un reequilibrio energético y la eliminación de creencias limitantes.  Estará emitiendo una energía muy sútil que da de entender a los demás que realmente no desea una pareja y que no es una persona accesible.  Puede ser por malas experiencias del pasado, la relación de los padres, abuelos etc.  Puede ser conciente o inconciente.  Es posible que en el fondo tiene algún miedo de perderse a si mismo, si está en pareja no podrás llevar sus sueños al cabo.  Este tipo de creencia es reversible con técnicas de Kinesiología, Flores de Bach, Psych-K, Constelaciones, Regresiones etc.

La persona del segundo caso beneficiaría de un trabajo sobre el autoestima para aumentar su confianza.  Aunque son dos problemas muy distintos el trato básico es lo mismo.  Hay que eliminar creencias limitantes con la ayuda de la Kinesiología, Psych-K, Flores de Bach etc. y esto le facilitará ser más proactiva.

El tercer caso necesitaría trabajar sobre decepciones pasadas y/o sus ideas de cómo es tener pareja aunque este tipo de persona no suele admitir que necesita ayuda.

Decidí enfocarme en el tema de la pareja después de recibir varias clientas que querían trabajar sobre el hecho de no tener pareja o citas.  Ya sabían que las terapias las podían ayudar con este tema y confiaban en mi para ayudarles.  Los resultados fueron espectaculares, una chica fue de no tener ni una cita desde su divorcio 4 años atrás a recibir invitaciones multiples para salir en tan solo 2 días.  Me comentó que hasta el cajero del super le pidió una cita. Otra me asegura que después de las 2 sesiones que hicimos, que está en buen camino y sabe que encontrará pareja pronto y que ahora se siente preparada por ello.  Otra me pidió cerrar el grifo después de la primera sesión porque empezó a atraer a demasiada gente por su gusto.

Por experiencia propia, he pasado por las 3 catagorías de personas y sé lo que es no tener pareja.  Me metí en algún sitio web con no sé cuantos millones de usuarios (primera categoría de proactiva) y no hubo nadie con mis requisitos, un ejemplo del tercer catagoría de muy tiquis miquis y que nadia da la talla, por lo tanto decidí bajarme del burro y acceptar que mi pareja sea calvo y hasta fumador ocasional, aún así sólo hubo 2 posibles media naranjas!!  ¡¡De todos estos millones apuntados!!!  De los 2, ninguno contestó a mis mails.  Esto podría ser por la primera catagoría, quizás olieron algo por algo que escribí, que les dió mal sabor de boca.  Esto es la energía sútil de que hablé, sin saber el qué, se dieron cuenta de que yo no era accesible.  Mi primera reacción es de pensar “gilipollas” cayendo otra vez en el tercer catagoría de que puedo valer por mi misma y que no necesito a nadie.  Toda la situación me dejó en la segunda catagoría de no confiar, no querer buscar y si algún día encuentro a mi pareja, es que vendrá a la puerta sin más.

Al final de todo he tenido suerte.  Ahora tengo pareja fantástico y más o menos apareció a mi puerta.  Es una historia triste y alegre a la vez ya que apareció a mi por la muerte de una amiga y de su pareja pero con la ayuda de muchas de las técnicas que practico, hemos logrado integrar el trauma de la muerte de un ser querido con una relación positiva y llena de amor.

En aquel entonces no hacía terapias y estuve 9 años sin pareja, si vuelvo a encontrarme soltera, no tardaré 9 años en poner en práctica mis conocimientos.  Con esta información sólo quiero que sepan que las terapias sirven para mucho más que la salud física y que son una buena herramienta para atraer a una pareja y felicidad a sus vidas.